Go to content Go to navigation Go to search

21 junio 2009

Reportaje de una granja imaginaria de selección cunícola situada en cualquier parte de América

En un paraje verde esmeralda, repleto de vegetación, se implanta nuestra granja imaginaria dedicada a la venta de animales de raza pura.

En cunicultura, siempre hemos intentado inculcar a los futuros cunicultores que deberían atender y practicar la teoría de las 4 E cuando inician una nueva granja. Recordemos en que se basa esta buena práctica en la que la granja debe ser:

  • Extensiva: Que pueda crecer y desarrollarse en el futuro.
  • Evolutiva: Que su diseño pueda adaptarse a mejoras.
  • Económica: Que la inversión sea acorde al rendimiento.
  • Ecológica: Que se integre al medio y no lo degrade.

Nuestra granja inicia su actividad con dos módulos aire libre de madera tratada que armonizan perfectamente con el medio ecológica sin crear impacto ambiental alguno. Cada módulo tiene un ancho de 3 metros y un largo de 25 metros.

El techado es a dos aguas, muy inclinado, con placas metálicas cubiertas al exterior por material vegetal tipo hojas de palma, caña de maíz o similar, para que los rayos solares no incidan al interior. La cumbrera está a 3,50 metros del suelo y las jaulas (parte superior) a 1,50 metros del suelo. Para facilitar los trabajos, hay un pasillo central elevado de 0,80 metros de ancho por 0,50 metros de alto. Hay 50 jaulas por lado correspondientes a 48 hembras y 6 machos, 12 hembras jóvenes de renuevo y 280 gazapos de engorde que ocupan las 40 jaulas restantes. En un módulo hay reproductores de raza Neozelandesa blanca (raza 1) y en el otro de raza Californiana (raza 2).

Cada raza tiene constituidas 6 líneas con 8 hembras por línea. De manera que, la raza NZB tiene las líneas 11, 12, 13, 14, 15 y 16 con 48 hembras totales y en la raza CAL hay las líneas 21, 22, 23, 24, 25 y 26 también con 48 hembras en total. Los 6 machos de cada raza se identifican como 11, 12, 13, 14, 15, 16 para la NZB y 21, 22, 23, 24, 25 y 26 para la CAL. Cada uno de ellos monta exclusivamente con las hembras de su línea.

A medida que la granja sea productiva, será necesaria una ampliación extensiva a base de nuevos módulos que permitan multiplicar a los hijos e hijas de las distintas líneas. En un módulo entraran solo hembras hijas NZB y machos hijos CAL y viceversa al otro módulo.

La granja tendrá en este momento cuatro módulos:

  • Módulo A: Núcleo selecto de la raza Neozelandesa blanca
  • Módulo B: Núcleo selecto de la raza Californiana
  • Módulo C: Producción de hembras NZB con machos CAL
  • Módulo D: Producción de hembras CAL con machos NZB

A partir de este momento, con casi 200 hembras (192), la granja puede crecer implantando nuevos módulos de producción que serán repeticiones de los existentes C y D.

A tenor del crecimiento, será interesante adaptar nuevas tecnologías y automatismos para optimizar tiempos horarios y agilizar manejos. Entraremos en una fase evolutiva.

Para cumplir con la teoría de referencia, debemos indicar que este tipo de instalación con módulos aire libre requiere una inversión mínima respecto a otros tipos y, sobretodo, ambientes. Así pues, podemos afirmar que la explotación ha entendido y sabido crecer de acuerdo a una teoría que procura desarrollos sostenibles, coherentes, futuristas y económicos.

Toda granja que se ha extendido en un camino evolutivo, con atención económica y atendiendo la ecología, está preparada para mantener esta línea de crecimiento en el futuro.

En esta situación se encuentra la Granja Imaginaria que proponemos ubicar en una finca con superficie suficiente para permitir nuevas instalaciones. Sólo una limitación frenará el desarrollo en crecimiento: el precio del conejo y su venta como carne. Todo empresario cunícola debe procurar obtener una disponibilidad económica en su actividad y para ello, la Granja Imaginaria no sólo vende carne sino que gracias al núcleo selecto inicial, también oferta pies de cría con doce líneas de raza pura y con un buen control, también puede llegar a vender reproductores cruzados con una oferta de 72 cruzas.

Artículo archivado en: