Go to content Go to navigation Go to search

19 noviembre 2009

Nueva granja en la provincia de Toledo

La más reciente implantación cunícola que visitamos en una zona con gran densidad cunicola corresponde a dos naves unidas en su extremo por un almacén distribuidor y construidas con bloques de termo arcilla, cerchas metálicas, fibrocemento en la cubierta y placas de poli estireno de 4 mm. de grosor en el techo para aislar el frío y el calor, aunque en verano unos micro aspersores (periquitos) subsanan las altas temperaturas.

La explotación

Las naves de 6,5 m. de ancho (luz interior) cuentan con paramentos verticales de 2,40 m. y dos fosos de 1,80 m. de ancho por 2 m. de fondo. Dos hileras dobles de jaulas metálicas polivalentes cubren 40 metros de los 42 m. que tiene cada nave con un total de 380 huecos en cada una.

Los 50 machos reproductores adquiridos de otras granjas, para evitar la consanguinidad, cubren entre el viernes y sábado de cada semana unas 75 – 80 hembras conseguidas por auto reposición, para conseguir de 55 a 60 partos semanales. Partos que se intenta enrasar a 8 gazapos por camada para vender un promedio semanal de 350 conejos.

Una fertilidad en torno al 75% (P/C). Si realizamos cálculos determinamos una mortalidad del nacimiento a la venta entorno al 20% que se debe repartir entre nacimiento-destete (maternidad) y destete-venta (engorde). Aunque es posible reducirla a un 15% (de promedio), no está alejada de la norma. Y no lo está debido a la estricta sanidad que se practica con la limpieza mecánica con tractor y pala de las deyecciones acumuladas en los fosos una vez al año y a la que se les adiciona cal muy a menudo. Por la desinfección-fumigación de los silos antes de cada carga. Y por la desinfección ambiental realizada dos veces por semana. La incorporación diaria de salfumán en el agua de bebida a razón de 20 ml. por depósito de 300 litros de agua. La pulverización del nidal durante los 4 primeros días después del parto con suero fisiológico + enrofloxacina y un constante programa de vacunación.

Las prácticas

Se practica un sistema agrupado o en serpenteo con una ocupación de 270 Jaulas – Hembra y una población de 340 hembras presentes, más la reposición que no hemos contabilizado y que ocupa jaulas a ex profeso ubicadas en una de las dos naves. Suministra tres piensos de una acreditada firma comercial. Un tipo, indicado para cebo y machos, es suministrado como alimento único a toda la granja. Sólo al poner nido se llena la tolva con otro pienso medicado y al finalizar el cebo, suministra otro pienso de retirada denominado también blanco.

Nos sorprende que existiendo en el mercado alimentos tipo único, en esta granja utilicen para todos los animales piensos prescritos para la maternidad o engorde como única nutrición. ¿Serán todavía ciertas las conclusiones del estudio sobre los piensos fabricados en España que fueron presentadas por el autor como Ponencia en el XII Symposium de cunicultura de ASESCU en el año 1987?

Los dos cunicultores, siendo todavía noveles en la cría y explotación de conejos, tienen verdaderas ansias de mejorar y crecer. Son ganaderos consagrados en otras especies y apuestan fuerte en cunicultura interesándose por las nuevas técnicas que a buen seguro adoptaran en un futuro próximo.

Notas para el recreo técnico y la posible mejora

Actual
  • 730 jaulas polivalentes con 340 hembras, 50 machos y el engorde.
  • + 6 jaulas de reposición con 190 huecos.
Propuesta
  • Suprimir machos y adquirir semen selecto para F.A.
  • Adoptar el sistema de manejo desplazado o entrecruzado.
  • Manejo en banda semanal, quincenal o trisemanal (a elegir).

Con ello se conseguirá:

  • Incrementar el número de hembras productivas y presentes.
  • Aumentar el número de gazapos nacidos vivos por parto.
  • Optimizar el trabajo diario (mano de obra).

Con las jaulas actuales obtenemos una población de 480 hembras productivas que se instalan entre las 320 JH y las 410 JE. Las hembras ocupan JH desde poner nido hasta sacar nido (4 semanas) y desde sacar nido hasta poner nido conviven con sus camadas en las jaulas de engorde (JE). De esta manera, las 480 hembras productivas se reparten en 320 hembras en la zona de maternidad (JH) y las 160 restantes en el engorde (JE).

En un supuesto de banda semanal: Al realizar semanalmente de 100 a 110 inseminaciones se consiguen unos 80 partos y la población de hembras presentes, que incluye las productivas y las rezagadas, será de un total de 520.

Con una reposición de 130 hembras jóvenes de 2 a 4 meses, se garantiza el renuevo de las reproductoras.

La mejora está servida. La granja permite, sin duda alguna, mejorar su productividad sin incrementar la inversión al disponer de una instalación reciente equipada con jaulas polivalentes.

La presente es una propuesta. Hay otras, no lo duden. Todo depende del criterio técnico y la posterior viabilidad económica.

Trabajo publicado en diciembre de 1999

Artículo archivado en: