Go to content Go to navigation Go to search

16 noviembre 2010

Granja en la provincia de Lleida

Nos situamos muy cerca de Tárrega en la provincia de Lleida. Zona con una importante concentración cunícola. La granja se encuentra ubicada en un montículo bien aireado y su propietario es un cunicultor inquieto, amable y social de los que te encuentras en los cursos, conferencias, ferias… ya que su rueda de conocimiento no para de dar vueltas manteniendo un rodal firme y recto en su camino evolutivo.

Como hemos indicado, se inició la actividad en 1991 con una granja cunícola para 300 hembras reproductoras instaladas en una nave prefabricada partida en dos módulos, uno para la maternidad y otro para el engorde, en un diseño clásico del sistema “tradicional” o “en paralelo”. En su interior, un equipo de limpieza de las deyecciones a base de fosa semi-profunda y pala mecánica fija, situada debajo de cada uno de los 4 trenes de jaulas. La nave de 13 × 60m. (780m²) quedó pequeña con el paso del tiempo y se construyó otra en 1994 en paralelo de 10 × 60m. (600m²) con tres trenes dobles de jaulas. En esta nueva nave se adaptó un sistema de limpieza con pala mecánica móvil (robot).

A partir de esta situación, la primera nave se convierte en maternidad y la segunda en engorde, adaptándose al sistema de manejo “entrecruzado” o “desplazado” basado en desalojar a las hembras y sus camadas de la Jaula-Hembra a los 20 días después del parto para establecerlos en el engorde, devolviendo las hembras a la maternidad justo cuando van a necesitar un nidal para el próximo parto. Gracias a este sistema la explotación mantiene una maternidad con 1.100 hembras en producción sobre una población de 1.600 hembras presentes.

El verano leridano es caluroso. Muy caluroso. Una buena solución para hacer frente al calor es, en climas secos, humidificar el ambiente. De esta manera, se adaptó un sistema de paneles humidificadores en la primera construcción prefabricada.

A pesar de disponer de un aislamiento térmico en la cubierta, a base de poliuretano expandido que ciega las posibles entradas de aire, ni las ventanas ni los fosos tienen un cierre exterior estanco. Así pues, un sistema de ventilación que se base en extraer aire (depresión) tendrá fugas e interferencias, ocasionando unos resultados irregulares. Ante tal realidad, en la nueva nave destinada al engorde, además de corregir el equipo para la limpieza de las deyecciones, se adaptó un sistema de riego por micro-aspersión ambiental lo que, en ambiente natural, si que consigue la finalidad pretendida sin necesidad de cerrar ventanas ni buscar estanqueidad del hábitat.

Siguiendo un curso evolutivo racional, cuando las 1.600 hembras presentes sujetas a un manejo en banda semanal doble, iniciado con fecundación asistida, consiguieron más de 7.000 gazapos destetados, el cunicultor se vio obligado a incrementar la capacidad de su engorde y para ello construyó una tercera nave adosada a la nave de engorde, a base de estructura ligera con grandes ventanales protegidos con cortinas corridas de plástico y cubierta con placas de chapa metálica aislada en su interior con poliuretano expandido y con una red aérea de micro-aspersores para humidificar el ambiente en verano.

Dos personas (UTH) trabajando en jornada completa necesitan optimizar la mano de obra y es cuando se plantean la técnica de la Fecundación Asistida. Un pequeño laboratorio para la inseminación equipado convenientemente resuelve la logística del tiempo, además de aportar nuevos e interesantes resultados.

En dos horas se capta el semen de los 24 machos híbridos, se analiza en el laboratorio, se prepara para la inseminación y se realiza la técnica de la fecundación asistida con unas 125 hembras inseminadas por sesión. La cantidad de machos sobrepasa las necesidades actuales en mucho pero la granja ha pasado de practicar la Monta Natural a la Fecundación Asistida en un plazo corto de tiempo y además se prevé la posibilidad de convertirse en un Centro de Inseminación. Con esta técnica se obtiene una fecundidad media entorno al 85% (Partos/FA).

Todas las hembras son híbridas, recibiendo lotes semanales de 60 animales procedentes de un centro multiplicador.

El método de manejo en bandas semanales y la técnica de la F.A., permiten la planificación de las operaciones cuyo control se sigue en un planning lineal, con una cadencia de trabajo fijo por día semanal:

Lunes F.A. + Partos
Martes Poner nidos
Miércoles Sacar nidos
Jueves Partos + palpaciones
Viernes F.A.
Sábados Poner nidos + limpieza

Agrupando las operaciones de poner nido y palpación a día fijo semanal para las dos bandas que inician el ciclo los lunes y viernes, respectivamente.

El sistema entrecruzado gracias a la localización de los animales en la granja, permite sin mayores esfuerzos, distribuir tres tipos de alimento ajustando las necesidades alimenticias al máximo entre los animales y sus estadios productivos.

La empresa que suministra el pienso recomienda:

  • Pienso A para maternidad (hembras con nidal)
  • Pienso B para transición (hembras + gazapos)
  • Pienso C para engorde (gazapos solos)

El programa sanitario se basa en una profilaxis médica vacunando contra la Mixomatosis con vacuna homóloga a los 3 meses de edad a las futuras reproductoras para revacunar deforma periódica cada 6 meses con vacuna heteróloga.

La VHD se inocula a la reposición una sola vez por año, así como se tratan los nemátodos cada 6 meses a través del agua de bebida.

Limpiezas con máquina a presión, desinfecciones, desinsectaciones y quemar el pelo a cada banda son pautas obligadas para mantener un buen estado sanitario a la espera que una “Enterocolitis” cualquiera intente desestabilizar la sanidad, momento en que será a través del veterinario que se deberán establecer las pautas terapéuticas concretas y nuevas medidas profilácticas.

Con una población productiva de 1.100 hembras, la granja vende más de 1.000 gazapos semanales y se erige como un exponente digno de unidad de explotación.

Trabajo publicado en agosto de 1999

Artículo archivado en: