Go to content Go to navigation Go to search

8 octubre 2008

Granja en la costa cantábrica

Cantabria es una Comunidad Autónoma española situada al norte de la península ibérica con un sistema montañoso impresionante, prados naturales por doquier y una franja marítima excepcional y de cuyo mar le viene la denominación.

Montañeses son los que viven y trabajan en el mundo agrario. Entre ellos, un pequeño grupo de cunicultores asociados a la ASCUCA, miembros de ASESCU y CONACUN, se defienden como pueden de las enterocolitis, los bajos precios y la presión medio ambiental.

Unas antiguas porquerizas se han adaptado para la cría cunícola mediante la perforación de la cubierta con el fin de facilitar la ventilación zenital en unos locales anchos (12 metros) y que disponen de pocas aberturas laterales. Cabe indicar que, a pesar de la escasa ortodoxia técnica del diseño, las naves gozan de una buena aireación y en ellas no se acumulan los gases nocivos, principalmente el amoniaco que originaría el típico tufo a conejo.

Sistema rotativo o ciclico

Con un manejo en banda semanal, la granja practica el sistema de manejo rotativo que, recordemos, se basa en mantener la estructura de la explotación tradicional, o sea, diferenciando la Maternidad del Engorde y practicando el mismo ritmo de producción en un mismo ambiente, confort, alimentación, tratamientos, etc., se da un trato especial a la jaula-hembra (JH) como unidad productiva y se establece para tal efecto la gestación en donde se alojan las hembras reproductoras multíparas que no cumplen bien su ciclo reproductivo (fallo a la palpación, a la cubrición o al parto). De esta manera se obtiene una sobre-ocupación de las Jaulas-Hembra, existiendo en la explotación más hembras reproductoras que Jaulas-Hembra instaladas. La sobre-ocupación estándar se estima en un 20-25%, o sea, para 100 JH habrá de 120 a 125 hembras presentes en la explotación, de las cuales 100 estarán ocupando las JH y el resto se instalará en las Jaulas de Gestación (JG).

El sistema rotativo o cíclico, fue el sistema de manejo más racional dentro de la evolución lógica que mantuvo la explotación cunícola durante los últimos tiempos. En él se barajan dos prácticas, absolutamente necesarias, que han supuesto lograr altas producciones: la reposición y la sobre-ocupación.

El Engorde, en este sistema, representa una ocupación del 95% respecto a la Maternidad (100%). Se puede optar por una alimentación doble o diferenciada entre la Maternidad y el Engorde sin problemas de manejo.

Con la sobre-ocupación nació en nuestro país un nuevo criterio económico que fue usado y, en algunos casos, manipulado, para ejercer mayor presión de venta en el sector al reflejar las producciones de las hembras presentes en la granja como producciones por hembras productivas. Para conseguir unas altas producciones, solo era necesario incrementar el número de hembras presentes con el mismo número de Jaulas-Hembra. Si tenemos 100 hembras presentes que producen 45 gazapos por hembra y año, instaladas en 100 JH, la producción por JH es de 45 gazapos / año. Pero si en lugar de 100 hembras disponemos de 125 hembras que producen 45 gazapos por hembra y año manteniendo las mismas 100 JH, la producción por JH se eleva a 56 gazapos por JH y año.

Es importante, en este momento, saber determinar cual es el punto de equilibrio económico en la tasa de la sobre-ocupación, al igual que también lo es en la reposición.

A más sobre-ocupación no siempre significa tener más producción. Es necesario seguir determinando la producción por Hembra presente y tener conciencia que el incremento de hembras presentes sobre las JH instaladas, responde a ciertas improductividades. En cualquier caso, determinará mayor rentabilización de la inversión.

Con una población de 650 hembras presentes la granja, que visitamos en la costa cantábrica, dispone de 550 JH con un 118% de sobre-ocupación, presentando de 120 a 130 hembras al macho cada semana (miércoles) para conseguir de 90 a 100 partos semanales (sábado) de promedio con un 77% de fertilidad anual (P/C).

Ejercicio de manejo

Se practica la cubrición natural asistida mediante una población de 100 machos reproductores cuyo origen y renuevo procede de una granja asociada a ASEMUCE.

Estos animales mejorados, se cruzan con hembras hijas de la explotación, fruto de una reposición que gira en torno al 11% mensual, las cuales mantienen una producción por hembra productiva y año de 52 gazapos gracias a una prolificidad de 8´65 gazapos nacidos vivos por parto de media y una productividad de 7´22 gazapos destetados por hembra y parto. Si añadimos que la mortalidad en el periodo de engorde gira en torno al 4% mensual…

Pregunta A

La mortalidad en la etapa del nacimiento al destete se sitúa en una media estándar. ¿Cuál es su porcentaje?

Pregunta B

Con 7´22 gazapos destetados por hembra y parto y un 4% de mortalidad mensual en el engorde, vende 52 gazapos por hembra productiva y año. ¿Cuantos partos se obtienen por hembra y año?

Pregunta C

¿Cuantos gazapos se producen o venden por hembra presente y año? Huelga decir que las hembras no abandonan su jaula mientras siguen su ciclo productivo y sólo, cuando lo alteran, pasan al módulo “comodín” situado en otra nave, toda ella modulada, en donde se ubica el engorde con unos 3.000 animales aproximadamente.

Acciones regulares

La tónica actual en la mayoría de las granjas entrevistadas durante el año 1999 pasa por no realizar tratamientos preventivos sistemáticos. Será por la aparición del proceso enterotóxico o por el temor al fantasma del mismo que los cunicultores medican mucho a través de los piensos, o incluso del agua, y han olvidado la prevención médica frente a nemátodos y coccidios.

No obstante, la hormona sérica PMSG sigue gozando de muchos adeptos para normalizar la receptividad de las hembras reproductoras y en la granja se usa 48 horas antes de la cubrición inyectando, vía subcutánea, a cada coneja 1 ml de una mezcla de 10 ml de hormona que contiene 1.000 UI con 40 ml de un complejo vitamínico A,D,E.

Pregunta D

¿Cuantas U.I. inyecta de PMSG a las conejas al suministrar 1ml de la mezcla mencionada anteriormente?

Todas las hembras reciben una inyección, vía s.c., de Espiramicina (600.000 UI), 4 días antes del parto y otra inyección, vía s.c, de Bencilpenicilina benzatina (75.000 UI) + Bp procaina (25.000 UI)+ Dihidroestreotomicina (0`15g), 3 días después del parto. Con estos tratamientos consigue dominar algunos defectos del síndrome respiratorio y sus posibles consecuencias.

Además de estas acciones particulares, el pienso de tipo único para todos los animales de la granja, se cambia por otro medicado durante los 20 primeros días del engorde para terminar dicho periodo con otro pienso blanco. De esta manera, al igual que otras muchas granjas de nuestro país, pasan de una alimentación única a otra triple a base de piensos complementarios con un incremento en el manejo de la alimentación, el almacenaje en sacos y un coste añadido que repercute en el costo de producción del Kg. de conejo.

Como dato curioso y para tomar nota, significamos la ausencia de vectores en la explotación. Según nos manifiestan, ello es debido a que retiran el estiércol una vez cada mes, lo que provoca abortar el ciclo huevo-larva-adulto de los insectos.

La higiene está bien implantada ya que en cada ciclo productivo, se lavan las jaulas y se desinfectan. En engorde esta operación se realiza sin la presencia de los animales ya que se venden. En la maternidad, las hembras, como hemos indicado no abandonan sus jaulas si cumplen el ciclo. Es por ello que el proceso que se sigue es:

  1. Introducción del nuevo nidal para el parto en la jaula
  2. Coneja dentro del nidal que se cierra.
  3. Retirada del nidal con la coneja situándolo sobre la jaula de enfrente.
  4. Limpieza y desinfección con máquina a presión de la jaula vacía.
  5. Colocación y abertura del nidal con la coneja en la jaula limpia.

Un programa de desinfección ambiental y espolvoreo de nidales pretende controlar la tiña dermatomicosis tan presente en Cantabria debido al clima y a la presencia constante de ganado vacuno en pastoreo cargado de Tricophiton mentagrophites.

Respuestas

  • Pregunta A: 16,53% de mortalidad.
  • Pregunta B: 7,50 partos / hembra y año.
  • Pregunta C: 44 gazapos / hembra y año.
  • Pregunta D: 20 UI / ml.

Trabajo publicado en febrero de 2000

Artículo archivado en: