Go to content Go to navigation Go to search

24 marzo 2015

EFECTO DE LA ILUMINACIÓN, LA TEMPERATURA AMBIENTAL Y LA HIGROMETRIA SOBRE LA EDAD A LA PUBERTAD Y PRODUCCIÓN DE SEMEN EN UN GENOTIPO DE CONEJO PARA CARNE

Autores: Iñaki García López e Ignacio Melero Pérez
Año: 1994
ESAB / Dep. Zootecnia / UPC

Se utilizaron 18 machos de un solo genotipo (sintéticos IRTA) que entraron con una edad de dos meses. Doce animales fueron sometidos a iluminación natural y los seis restantes a penumbra, con una intensidad de 5 lux aproximadamente, disponiéndose dos locales a tal efecto.

Se determinó la presentación a la pubertad en los conejos, y una vez alcanzada ésta, se realizaron captaciones de semen con una cadencia de dos veces por semana, para su análisis. Así mismo, se aprovechó el semen de mejor calidad para inseminar a las hembras de la explotación una vez por semana.

Se efectuaron controles sobre los eyaculados a nivel macroscópico (volumen y color) y microscópico (motilidad, concentración y presencia de cuerpos extraños).

Todos los machos siguieron una dieta diaria restringida de 150 gramos de pienso.

Se encontró que las características del semen estudiadas fueron afectadas (P<0.05) por el orden de extracción, donde los segundos eyaculados fueron mejores que los primeros. También se observó que una temperatura elevada y un ambiente seco favorecían la calidad de los eyaculados. En cuanto a la iluminación, los conejos sometidos a un régimen de penumbra alcanzaron más tarde la pubertad pero se les obtuvo u mayor número de eyaculados viables, siendo su calidad superior a la de los machos con iluminación natural.

Conclusiones

1. Pubertad. Existen diferencias entre la edad de entrada en pubertad de los machos según estén sometidos a un régimen de iluminación natural o penumbra. Hacia los 75 días de vida, se observaron los primeros intentos de salto en los dos grupos.

Los machos con iluminación natural entraron en pubertad entre los 3 y 5 meses de vida. En cambio, los machos en penumbra presentaron un intervalo más dilatado entre los 3 y 6,5 meses de vida. Los machos en penumbra presentaron mejor calidad del semen y se manifestaron más receptivos hacia la captación del semen.

2. Semen. El régimen de iluminación impuesto condiciona diversos parámetros biológicos del semen. En iluminación natural se obtienen más eyaculados con presencia de orina y, por el contrario, los machos en penumbra liberan más tapioca. Globalmente, los machos en penumbra presentan más eyaculados viables que los de iluminación natural.

Las segundas extracciones son siempre mejores que las primeras en ambos casos.

El estudio induce a pensar que para llevar a cabo con las mayores garantías de éxito un centro de captación de semen, es recomendable mantener a los machos en penumbra permanente (igual o menor a 5 lux), en un ambiente templado (temperatura alrededor de 20º C) y con una humedad relativa baja (50%).

Artículo archivado en: